5 de mayo de 2007

¡Hola de nuevo!

Hola Amigos(as):

Por un tiempo, había abandonado mi blog.

No fue por ninguna razón en especial.

A veces, hay que alejarse de lo rutinario para reajustar sus visiones, para buscar nuevos enfoques, nuevas maneras de ver las cosas...ect...

Durante las ultimas semanas, el evento que acaparo la atención en Haití, fue el proceso de las elecciones presidenciales en Francia. El debate entre los dos finalistas, Segolene Royale y Nicolas Sarkozy no dejaron de provocar apasionadas discusiones entre familiares, amigos, y en reuniones en general.

Muy probablemente, perderá mi candidata Segolene Royal, pero uno nunca sabe: Un milagro es aun posible.

Hasta la semana próxima entonces, ya que pienso reanudar las publicaciones en este blog a partir del Lunes.


5 comentarios:

Noralba Castillo dijo...

Hola de nuevo! Es bueno que estés de regreso...Ya me parecía extraño no ver posts sobre noticias importantes para Haití, tales como la participación del Presidente Préval en la Cumbre del ALBA (aquí en Venezuela) y su visita a Estados Unidos en Mayo 9, o la Marcha por la Paz en Cité Soleil...
Saludos!

Julián dijo...

Soy Julián un fiel seguidor de tu blog desde que lo conocí hace un par de meses y comenzaba a estar preocupado por "EL SILENCIO". Me alegro que estés bien y puedas seguir proporcionándonos tus opiniones. Un saludo desde REINOSA (Cantabria España)

Steven Gehy dijo...

Gracias Nora, Gracias Julián por su interés.
Un abrazo a todos desde Haití Chérie.

Mildred D. dijo...

¡Hi Steven, bienvenido al mundo de la web, ya sé de memoria como lucen los tres futbolistas de tu último mensaje.

¡Ojalá que Royale gane en Francia!

mildred dolores

Anónimo dijo...

No me conoces, mi nombre es Loreto, soy chilena, dentista y fui voluntaria en Haití. Hace unos meses, cuando llegué a Chile, me entrevistaron, y fue publicada esta entrevista por internet, de la cual emitiste un comentario en un foro. A pesar de que es cierto lo que dije, esta fue realizado en una entrevista televisiva, las cuales editan, lo que más les gusta, lo que vende. Nunca fue mi intención decir algo así. Me arrepiento, porque entiendo fue un pésimo comentario. Durante los meses que viví en Haití, aprendí a conocer al pueblo haitiano y quedé enamorada de cada sonrisa y cada palabra alegre.La verdad es que no sé que decir. Sonó demasiado egolatra. No tengo palabras para disculparme. Sólo puedo decir que siempre extraño Haití. Extraño su gente, su calor, su alegría, sus sonidos, su vida. Siempre.
Perdón.